viernes, 24 de julio de 2009

Libertad emocional

¿Cómo sería tu vida si pudieras elegir qué emociones experimentar? Si pudieras por un día, estar libre de tus patrones de respuesta habituales?
La libertad para Ser viene de la mano de la conciencia. Saber quién soy, qué siento, qué pienso, dónde me duele y porqué me pasa lo que me pasa son pequeñas llavecitas que nos abren puertas en el laberinto de la mente individual.
Me encanta la idea de poder habitar, aunque sea de a ratitos, ese espacio de conciencia en el que dejamos de ser nuestro pequeño ego cargado de condicionamientos y mecanismos de defensa inconscientes y respirar un aire diferente.Estar aquí, plenamente presente y permanecer ahí internamente.
Es una experiencia que vale la pena intentar. Cada día, a cada momento...
La realidad externa no es más que la continuación de la realidad interna. Ahí es dónde tenemos una tarea impostergable: es esta la película que queremos protagonizar?
Reescribir el guión, inventar nuevos personajes y reconstruir la trama de nuestros afectos... de eso se trata el trabajo psicoterapéutico profundo. La libertad emocional trae libertad psicológica y apertura espiritual.

1 comentario:

Maxi Galin dijo...

Me encanta Ana, el modo en que lo expresás... super liberador y lanzado al aire, con el alma plena.
Brindo por el nacimiento de este blog!
Besos.